Ayer se emitió en televisión, en La Sexta, el programa protagonizado por Alberto Chicote "Te lo vas a comer?" dedicado a la situación de los insectos comestibles en España.

Con este artículo queremos hacer constar que la entrevista que nos realizó el señor Chicote carece de rigor legal e informativo, y en la que fuimos objeto de falsas acusaciones que queremos aclarar.

Hemos de dejar claro previamente que estamos completamente de acuerdo en que se denuncie y se persiga cualquier ilegalidad que se produzca dentro del ámbito alimentario.

Nuestro negocio se encuentra dentro de la legalidad.

Estamos registrados en AESAN (Agencia Española de Seguridad y Nutrición), en el RGSEAA (Registro General Sanitario de Empresas Alimentarias y Alimentos). Y contamos con dos números de registro sanitario.

- Como mayoristas con el número:  40.068242/V.

- Como minoristas con el número: EM-40.05787/V.

Puede consultar directamente nuestro registro en la web de AESAN: https://rgsa-web-aesan.mscbs.es/rgsa/formulario_principal_js.jsp

Realizamos venta online y también venta al por menor en un puesto en un Mercado Municipal en Valencia. La apertura de dicho puesto pasó por todos los trámites e inspecciones requeridas por los organismos municipales correspondientes.

Desde nuestra apertura hemos tenido diversas inspecciones por parte de la Consejería de Sanidad y Salud Pública de la Generalitat Valenciana, e incluso por el Seprona, con resultados satisfactorios. Alguna de estas inspecciones se ha realizado posteriormente al comunicado que el Sr. Chicote realizó a la Consejería correspondiente de nuestra Comunidad Autónoma denunciando nuestras "supuestas irregularidades".

Entendemos que el buen periodismo (sobre todo el de investigación) es aquel que se realiza de manera profesional, honesta, justa e imparcial. Sin embargo, el Sr. Chicote acudió a nuestro negocio sin previo aviso, y con un comportamiento que podríamos calificar de ofensivo, abusivo, prepotente y maleducado. De esto son testigos todos los viandantes que presenciaron la escena. Evidentemente, se han cuidado de que esto no se aprecie en el montaje final de la entrevista.

Si nos hubieran solicitado una entrevista (tal como han hecho otros medios de comunicación) se la hubiéramos concedido sin ningún problema.

El Sr. Chicote necesita para su programa una parte de sensacionalismo, de enfrentamientos y denuncias, y pensó que nosotros éramos su víctima ideal. Al no encontrar lo que buscaba, no ha tenido más remedio que recortar y tergiversar la entrevista, haciéndonos quedar como culpables. Evidentemente en el montaje final que será emitido en televisión no aparecen todas las justificaciones que dimos a sus falsas denuncias.

De qué nos acusa el Sr. Chicote?

- De comercializar especies de insectos y arácnidos prohibidas

- De importar insectos de países no autorizados

Hemos de decir previamente que la legislación actual sobre los insectos comestibles es confusa, interpretable y cambiante. No sabemos si es que el equipo del programa del Sr. Chicote no se ha informado bien, no ha entendido la legislación, la ha interpretado mal o si deliberadamente la ha tergiversado según sus intereses.

La cuestión es que argumentaba la ilegalidad de la venta de determinadas especies de insectos en base a un documento de fecha reciente emitido por el Ministerio de Consumo a través de AESAN que, desafortunadamente, todavía no habíamos podido leer en el momento de la entrevista. Él lo llevaba en su tablet, pero en ningún momento nos permitió leerlo.

Este documento se puede leer y descargar en la web de AESAN:

https://www.aesan.gob.es/AECOSAN/docs/documentos/seguridad_alimentaria/gestion_riesgos/INSECTOS_ALIMENTACION_.pdf

También adjuntamos este documento íntegro a los pies de este artículo.

En él se puede leer al final como "nota importante" lo siguiente:

Es una nota informativa sin valor jurídico. Es decir, TODAVIA NO ESTÁ EN VIGOR.

En este documento se detallan las especies de insectos que serán próximamente autorizadas. Así pues, el Sr. Chicote nos acusa de vender ilegalmente algunas especies de insectos en base a un documento sin valor jurídico.

Conviene explicar con más detalle la situación legal de los insectos en España y en la Unión Europea hasta este momento.

Antes del 2018 cada país europeo tenía su propia legislación al respecto, siendo permitidos en algunos países. No había limitación de especies y la única condición es que los comercializadores respetasen la legislación alimentaria en su respectivo país, pudiendo importar los insectos de países de fuera de Unión Europea.

En España no estaba permitida la comercialización hasta que en el 2018 quedan autorizados por el "principio de reconocimiento mutuo". Es decir, España acepta la venta de insectos siempre que se importen de países de la Unión Europea en los que estén autorizados. Es entonces cuando iniciamos nuestro negocio, importando los insectos de países europeos donde están legalizados.

A su vez, en el 2018, la Unión Europea, en aras de regularizar y homogeneizar la legislación al respecto en toda Europa, abre un periodo transitorio durante el cual todos aquellos agentes que deseen comercializar insectos para alimentación humana deberán solicitarlo (especie por especie) y aportar las pruebas o documentación que avalen que son aptos para consumo humano. Una vez la Unión Europea autorice cada una de las especies, éstas serán incluidas como nuevo alimento en la Lista de Nuevos Alimentos de la Unión Europea.

Hemos de decir que, en el momento de la realización de la entrevista, estábamos todavía en este periodo transitorio, por lo que era legal su venta.

Es importante añadir que la Unión Europea no va a analizar de "motu propio" todas las especies de insectos que son aptas para consumo humano (hay miles). Solo se autorizarán aquellas que "alguien" haya solicitado.

La solicitud para que una especie de insecto sea incluida como Nuevo Alimento cuesta muchísimo dinero. Todos los costes son por cuenta del solicitante. Actualmente el negocio de los insectos comestibles en Europa no es rentable económicamente, por lo que no ha habido interés en hacer solicitudes sobre determinadas especies de insectos.

Solo se van a autorizar (de momento) para consumo humano ocho especies de insectos, porque solo ha habido solicitudes para esas ocho especies. Todas las demás quedarán "fuera de la legalidad" al no interesar económicamente su comercialización.

¿Quiere esto decir que los insectos que anteriormente eran legales y aptos para el consumo humano en algunos países de Europa ahora ya no lo son? Evidentemente no. Son insectos que se comen y se han comido en todo el mundo, por millones de personas y durante miles de años.

¿Quiere esto decir que hasta ahora esos países europeos donde se comercializaban legalmente se estaban equivocando? Evidentemente no, ya que pasaban por todos los controles sanitarios vigentes en cada país.

A buen seguro que, poco a poco, se irá autorizando la comercialización de otras especies de insectos conforme el consumo aumente y la demanda crezca. En ese momento ya será rentable hacer la solicitud de su inclusión de la lista de Nuevos Alimentos.

Respecto a la segunda acusación del Sr. Chicote hemos de decir que se ha dado la situación en la que nosotros hemos vendido insectos y arácnidos originarios de países de fuera de Europa, pero importados correctamente y legalmente a través de países europeos

En nuestra solicitud ante la Consejería de Sanidad y Salud Pública de nuestro registro sanitario aportamos una lista completa de todos nuestros proveedores y de todas las especies de insectos que íbamos a vender, siendo autorizada.

Es por ello que, ante la "denuncia" del Sr. Chicote a la Consejería de "irregularidades" la respuesta oficial ha sido que "no tienen constancia". Algo evidente ya que están bien informados de nuestra actividad y ya nos realizan las correspondientes inspecciones.

El Sr. Chicote habla de un presunto "mercado negro" de insectos para consumo humano, y hace alusión a una empresa extranjera. Esta empresa es, probablemente, una de las mayores distribuidoras de insectos a nivel mundial. Aunque su sede fiscal está en Emiratos Árabes, su producción la elaboran en Tailandia (este dato lo omite el Sr. Chicote ya que, según él, Tailandia sí que sería uno de los países de fuera de Europa desde donde sí que se pueden importar insectos). La producción de esta empresa está controlada por laboratorios europeos, cumpliendo con todos los requisitos legales y sanitarios para poder exportar parte de su producción a Europa.

En su visita a un laboratorio, el Sr. Chicote deja entrever que puede ser peligroso para la salud comer insectos. Evidentemente sí, siempre que no cumplan las medidas sanitarias correspondientes. Pero esto pasa con todos los alimentos, no solo con los insectos. Es más, hay muchos estudios que indican que es menos peligroso para nuestra salud comer insectos que otro tipo de alimentos que comemos a diario.

Nos preocupamos de que todos nuestros proveedores cumplan con todas las normativas sanitarias correspondientes, pero esto no nos lo ha preguntado el Sr. Chicote, ni se ha preocupado de informarse.

Todos los insectos que vendemos han sido importados de Europa conforme a la legalidad, y han pasado por aduanas y por controles sanitarios. Están declarados y facturados, y por los cuales hemos pagado los aranceles e impuestos correspondientes. Por nuestra parte no hay "mercado negro". El programa omite todas estas explicaciones que dimos durante la entrevista; y tampoco nos hizo caso cuando pretendimos quedar con ellos en otra ocasión para justificar documentalmente nuestros argumentos, ya que no disponíamos de esta documentación en el momento de la entrevista.

Por otro lado, el Sr. Chicote nos presenta como "lugar confiable" para comer insectos ciertos restaurantes de comida "auténtica mexicana". Y nos presentan unos platos en los que aparecen simples grillos y gusanos de la harina (ambos insectos no originarios de México). No creemos que estos locales sirvan a sus clientes estos insectos haciéndolos pasar por comida mexicana, lo cual sería un engaño al cliente. ¿Esto no lo sabe el Sr. Chicote? Él mismo dice que los insectos traídos de México son ilegales. ¿O es que el Sr. Chicote tiene cierto favoritismo?. Al mismo chef del restaurante se le escapa un comentario en el que dice que "tienen" ciertas huevas de hormigas. Hemos de recordar que, según el Sr. Chicote, las hormigas son "ilegales".

Hemos de dejar claro también que los insectos originarios de México son excelentes, sabrosos y exquisitos, todo un manjar. No se ha demostrado que haya nada de peligroso en su consumo (en México se llevan consumiendo desde la época precolombina), siempre que, como en cualquier alimento, cumplan con los requisitos sanitarios correspondientes.

Por otro lado, creemos saber que detrás de la producción del programa del Sr. Chicote hay ciertos restaurantes que le dan apoyo. Estos restaurantes sirven insectos traídos directamente de México (lo dicen ellos mismos en su página web). ¿Por qué no les visita el Sr. Chicote a ellos? ¿Hay un cierto favoritismo del Sr. Chicote con ciertos restaurantes "amigos"? ¿O es que el Sr. Chicote no hace bien su trabajo de periodismo de investigación? ¿O es que el Sr. Chicote necesita para su programa cierta dosis de morbo y escándalo y busca cualquier víctima para acusarla sin importarle mucho la veracidad de las acusaciones? ¿Nos podemos fiar del Sr. Chicote? No dudamos de todo lo que nos presenta en su programa, pero en algunos casos se equivoca, como en nuestro caso. Poco después de la entrevista nos pusimos en contacto con la dirección del programa para comunicarles que se equivocaban en sus acusaciones y que lo podíamos demostrar con documentación. Queríamos evitar que emitiesen falsedades en televisión, por nuestra reputación y también por la de ellos. Les preguntamos si iban a ser capaces de emitir unas acusaciones a sabiendas de que eran falsas. La contestación fue: nos da igual. Juzguen ustedes mismos.

Buena parte de todas estas explicaciones se le dieron al Sr. Chicote durante la entrevista. Explicaciones que han omitido deliberadamente en el montaje final del programa que será emitido, haciéndonos quedar como culpables, e, incluso, como tontos.

De una entrevista de aproximadamente 20 minutos solo emiten apenas 3 minutos. Un montaje tergiversado y manipulado, cortando ciertas respuestas para colocarlas como respuesta a otras preguntas según su interés, que no era otro que hacer quedarnos como culpables de unas acusaciones infundadas.

Nuestro negocio abierto al público es un pequeño puesto de 6 metros cuadrados en un Mercado Municipal donde, evidentemente, no podemos guardar ningún tipo de documento. Nos ofrecimos para quedar con el Sr. Chicote y su equipo en otra ocasión para aportarles toda la documentación que necesitasen para acreditar nuestra situación legal, pero se negaron. Incluso pocos días después hablamos telefónicamente con el director del programa insistiendo en aportarles documentación, y se volvieron a negar. Eran conscientes de que iban a emitir un programa en televisión con acusaciones infundadas y sin dar oportunidad al interesado de defenderse.

No obstante todo lo ocurrido, nuestro negocio sigue en funcionamiento dentro de la legalidad, y, adelantándonos a la legislación, hace meses que hemos retirado de la venta aquellas especies de insectos y arácnidos que, de momento, van a quedar fuera de la Lista de Nuevos Alimentos.

Saquen su propias conclusiones.

.

Nota: cuando en este artículo mencionamos al Sr. Chicote nos referimos no solo a él, sino también a su equipo y a la dirección del programa.

.